Monedas
Carrito de compra

Superalimentos para el Autismo: Cuáles son y como tomarlos

Algunos alimentos o “Superalimentos” son eficaces y beneficiosos en el caso de personas pertenecientes al espectro autista, muchos de ellos los tenemos desde tiempos ancestrales en nuestro país, entre ellos la maca, la espirulina, el camu camu, el cacao, la chía, las semillas de sésamo, entre otros que, comparados con las medicinas tradicionales, no son “drogas” y además son muy beneficios para nuestra salud en general.

Nutrición y Alimentación del Autista (Mas Info)

Los nutrientes que se ingieren a través de los alimentos son de diferentes tamaños. Algunos son simples y pequeños, pero otros, como las proteínas, son moléculas grandes y complejas que necesitan ser desdobladas por acción de las enzimas, hasta hacerlas lo suficientemente pequeñas para ser transportadas por los vasos sanguíneos.
La mayoría de los autistas presentan alguna deficiencia enzimática que les impiden desdoblar correctamente la proteína de la leche y las del trigo. Los péptidos de las proteínas mal digeridas escapan por los agujeros del intestino, llegan al torrente sanguíneo y se distribuyen por todo el cuerpo, incluso hasta el cerebro. Los péptidos de la caseína, que es la proteína de la leche, se llaman caseomorfinas, mientras que los derivados del gluten, que es la proteína del trigo, la avena, cebada y del centeno, se llaman gliadorfinas.
Las caseomorfinas y gliadorfinas, tienen una estructura química semejante a los receptores opioides, como la morfina o como la heroína, provocando al llegar al cerebro un efecto similar al de ingerir una droga.
Algunas condutas autistas, como el aislamiento, la autoestimulación, la auto-agresión, la insensibilidad al dolor, los cambios radicales de humor, los estereotipos, etc., se presentan en personas adictas a las drogas opioides.
Si el gluten y la caseína son culpables del aumento de los péptidos, el fundamento de la dieta es suprimirlos de ella, pero esto no puede hacerse en forma repentina. El cambio de dieta debe ser gradual.

Protocolo de Alimentación

  • Excluir de la dieta los productos lácteos y los cereales que contienen gluten, que no pueden ser metabolizados debido a una deficiencia enzimática.
  • No permitir el uso de colorantes, preservantes, aditivos dañinos y edulcorantes artificiales.
  • Reducir el consumo de azúcar.
  • Vigilar los alimentos que produzcan alergia o intolerancia.
  • Incorporar a la dieta ácidos grasos Omega 3.
  • Incluir alimentos ricos en vitaminas B6, B9 (Ácido Fólico), C, D y E.
  • Incluir alimentos ricos en calcio, magnesio, zinc y selenio.

¿Cuál es la “dosis” correcta de estos nutrientes?

Se pregunta con frecuencia: "¿cuál es la dosis correcta de ésto o aquello para nuestro niño?" La respuesta es, tanto para nutrientes como para drogas: - nadie sabe. Cada persona es diferente de todos los demás, y sólo experimentando, - por ensayo y error- se puede determinar si una substancia es útil y en qué cantidad debe ser administrada. Partiendo de ésta base (Revista “Autism Research Review International”):
Vitamina B6 (debe tomarse con magnesio)
La dosis diaria que da resultados es de 16mg diarios por cada Kilo de peso. (Más o menos 500mg diarios para un niño de 28 kilos), sin embargo esto es solo un promedio. Se sugiere comenzas con un cuarto de la dosis ideal, e ir aumentando lentamente durante un período de 10 a 14 días. (No hacerlo rápidamente porque puede causar efectos secundarios).
El único peligro conocido de administrar megadosis de B6 es neuropatía periférica- manifestada en cosquilleo y adormecimiento de las manos y los pies, es muy raro. Unas pocas personas son supersensibles a la B6. Frecuentemente la vitamina B6/magnesio produce beneficios a los pocos días. Si después de un mes no se ve mejoría, yo sugiero suspenderla.
Magnesio
Se recomienda una dosis diaria de 6 a 8 mg de magnesio por cada kilo de peso, hasta un máximo de 400 mg diarios para adultos. Esta dosis incrementa los efectos de la B6 y protege contra una posible deficiencia de magnesio, inducida por la B6. Esta no es una megadosis de magnesio, sino la cantidad que muchos investigadores, creen que todo adulto debería recibir para una salud óptima. Casi todo procesamiento de comida reduce el magnesio, de modo que un suplemento de magnesio es necesario para evitar una deficiencia.
Dimetilglicina (DMG)
DMG constituye la parte activa del ácido pangámico (conocido como vitamina B15), y es un eslabón complejo del metabolismo de los seres vivos. Los mejores suplementos de DMG vienen en tabletas o cápsulas de 125 mg cada una. El determinar la dosis correcta depende realmente de experimentación por ensayo y error. Se encuentra que los niños pequeños generalmente les va bien -si responden a la DMG- con dosis entre una y media tabletas a tres o cuatro tabletas al día, aunque una madre, médica, encontró que su niño autista necesitaba 16 al día! (El niño mejoró por unas horas con cuatro tabletas, luego recayó, entonces le dieron cuatro más. Esto sucedió cada número de horas hasta que alcanzó 16 tabletas al día).
Ácido Fólico
El ácido fólico por sí mismo, ha sido reportado como útil para combatir el autismo. El gran investigador francés Jerome Lejeune reportó que un suplemento de aproximadamente 500 mcg de ácido fólico por kilo de peso al día produjo una gran mejoría en varios niños autistas.
Vitamina C
En 1991 Lelland Tolbert y sus asociados reportaron que una dosis de 8 gramos diarios administrada a adolescentes y adultos autistas produjo mejoría significativa. Dado que se encuentran altas concentraciones de vitamina C en el cerebro, éste no es un hallazgo sorprendente. Un número de expertos mundiales en vitamina C, incluyendo el ganador del premio Nobel Linnus Pauling, recomienda que el común de la gente tome al menos dicha dosis de vitamina C, para una salud óptima.
Vitamina D
Este nutriente esencial en nuestra dieta es a menudo olvidado o pasado por alto a cambio de las vitaminas de alto perfil. Sin embargo, la vitamina D es crucial para los niños y las madres. La dosis diaria de vitamina D es de 15 nanogramos diarios. Los niveles bajos de vitamina D en las mujeres embarazadas se han relacionado con mayores niveles de autismo infantil, mientras que la deficiencia de vitamina D está relacionada con el síndrome de intestino permeable y otras afecciones que afectan el sistema gastrointestinal, un aspecto crítico del desarrollo del autismo, como se explicó anteriormente. Por último, la vitamina D afecta la función de neurotransmisores, que son afectados negativamente a menudo en los enfermos de autismo.

Superalimentos ricos en nutrientes para el autismo

Los superalimentos que presentan beneficios para el autismo, según lo ya indicado en esta nota se presentan en una lista a continuación. Es necesario mencionar que se deben buscar superalimentos orgánicos, que son productos que fueron cultivados de forma natural, sin pesticidas, y que no contienen preservantes químicos en su composición, manteniendo su nivel de pureza.
  • Harina de Maca: Ráiz proveniente de las alturas de los andes peruanos. Es rica en Vitamina B6, magnesio y Zinc. Además, es una harina libre de gluten.
  • Camu Camu en Polvo: Fruto amazónico con valor nutricional para la salud, contiene la mayor concentración de Vitamina C del mundo.
  • Cúrcuma en Polvo: Como una de las hierbas más potentes y versátiles en el uso común, la cúrcuma ofrece efecto antimicrobiano, antiinflamatorio, y antioxidante en el cuerpo. Esto puede mejorar significativamente la salud del intestino y asegurar la ingesta adecuada de los nutrientes para que muchos de los síntomas del autismo puedan ser reducidos o eliminados en conjunto.
  • Harina de Hoja de Coca: arbusto originario de América del Sur, donde ha sido cultivada desde tiempos remotos, rica en Vitamina E, entre otros nutrientes.
  • Espirulina en Polvo: La espirulina es un superalimento que ofrece proteínas más digeribles que las de la carne de vacuno y contiene una sorprendente variedad de elementos nutritivos, entre ellos Vitamina B6 y B9, magnesio, entre otros.
  • Cacao en Polvo: El cacao es un árbol procedente de América que produce un fruto del mismo nombre que se puede utilizar como ingrediente para alimentos entre los que destaca el chocolate, es rico en Vitamina B6, magnesio y Zinc.
  • Harina de Lúcuma: La lúcuma es una planta originalmente peruana, que en tiempos prehispánicos ya era utilizado por los incas en su dieta diaria debido a que posee importantes valores nutricionales, entre ellas es rica en Vitamina C y Zinc.
  • Harina de Coco: Esta harina es muy popular entre personas que han eliminado los cereales de su alimentación (paleo, primal, GAPS, SCD, etc.) y nos ofrece una alternativa a las tradicionales harinas a base de cereales, sin gluten, rica en proteína y en fibras y baja en hidratos de carbono.
  • Chía Negra: Las semillas de Chia destacan por su riqueza nutricional: ácidos grasos polinsaturados, proteínas, fibra y vitaminas del grupo B, como la B9. Contienen cerca de un 20% de proteínas, más que otros cereales. Contiene Omega 6 y siete veces más Omega 3 que el Salmón. También es rica en Selenio, casi cubriendo la totalidad del requerimiento diario de este mineral.
  • Quinua: Es un cereal andino, de excepcional valor nutritivo rico en proteínas vegetales, libre de gluten, grandes cantidades de carbohidratos y excelente balance de aminoácidos esenciales. También es rico en vitaminas B6, B9 y Selenio.

Dónde conseguirlos

Todos los productos aquí mencionados los tenemos en nuestra tienda Organix Perú, puedes adquirirlos a través de nuestra página de facebook, ordenandolos por nuestro messenger, o también nos puedes ubicar en:
  • correo: ventas@organix.pe
  • website: www.organix.pe
  • Teléfono: (+51) 957 363 049

You May Also Like

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Net Orders Checkout

Item Price Qty Total
Subtotal S/. 0.00
Shipping
Total

Shipping Address

Shipping Methods