Cargando

Solicitando acceso local...

Sucedió un error al cargar los horarios de recojo.

Selecciona horario de recojo

Cargando
Cargando

Selecciona punto de recojo

    Cargando

    Ingresa tu código postal

    No hay puntos de recojo cercanos a tu ubicación. Intenta un código postal diferente.

    Cargando

    Inventario por ubicación

    Monedas
    Regístrate como Distribuidor Aquí
    Carrinho de compras

    Limonada Verde con Spirulina

     

    Muchas veces la gente me pregunta cómo incluir la spirulina en la dieta, y esta es una forma sencilla y agradable de hacerlo:

    Ingredientes

    • Agua, 1 litro (o 900ml y 100gr de cubitos de hielo)
    • Jugo exprimido de limón, 130 ml
    • Miel cruda, 30 gr ó 2 cucharadas
    • Spirulina en polvo, 2 gr o 1/2 cucharadita

    Elaboración

    1. Colocar en la licuadora: medio litro de agua, la miel y la spirulina. Licuar brevemente.
    2. Agregar el jugo de limón y los cubitos de hielo; volver a licuar.
    3. Completar con el otro medio litro de agua, y vertir en la jarra o botella.
    4. Ya está listo para consumir, pero en días de mucho calor, puedes colocarla por una hora en la heladera, o por media hora en el freezer previamente.

    Consideraciones

    • Con la cantidad señalada de miel, la limonada queda bien ácida. Para quienes necesiten más dulzor, coloquen más cantidad de miel, o bien…
    • Otra opción, y muy buena, es endulzarla con stevia (y así no generar demanda insulínica).
    • SI nunca antes has consumido spirulina, puedes probar de introducirla paulatinamente. Por ejemplo, las primeras veces, solo agregarle un cuarto de cucharadita, y así ir sumando mayor cantidad hasta los 2 gramos.

    Variaciones

    • Para obtener una ‘limonada color limonada-normal’, sencillamente no agregarle la spirulina.
    • Muchas veces es agradable agregarle un puñado de hojas frescas de albahaca, cedrón, o menta. Esto se hace en el paso 1 de la elaboración, para luego colar y seguir con el paso 2.
    • Otra interesante variante consiste en sustituir parte del litro de agua, por el jugo de 1 a 3 naranjas.

    Conservación

    Tanto el limón como la miel poseen propiedades conservantes. Si a esto le sumamos el frio de la heladera, puede durar dos días.

    Para saber si algo está en buen estado, siempre seguir la -que yo denomino- regla de oro: si conserva el mismo aroma, aspecto y sabor, es porque está bien. Después de varias horas desde su elaboración, es aconsejable batir la limonada para recuperar el aspecto original.

    Fuente: nutricius.info

    Deja tu comentario

    Observe que os comentários precisam ser aprovados antes de serem publicados